Rodica Matache
More ideas from Rodica
4.000 de figurine din „Corul Inocenților”, expuse în Piaţa Sfatului din Brașov | InfoApollonia – Agentie de presa

4.000 de figurine din „Corul Inocenților”, expuse în Piaţa Sfatului din Brașov | InfoApollonia – Agentie de presa

Fragmento del libro Arte con historias El torreón de la casa y su puerta, siempre cerrada, sus dos ventanas con los postigos abiertos, dejando entrever la inagotable aventura que vivían princesas y duendes atrapados en aquella habitación...  mi castillo, y digo mi castillo por que solo los ojos de una niña podían transformar aquel deposito de trastos viejos en la residencia permanente de cenicienta .. Creo que no había mayor aventura que sentarme a inventar historias frente a aquella puerta.

Fragmento del libro Arte con historias El torreón de la casa y su puerta, siempre cerrada, sus dos ventanas con los postigos abiertos, dejando entrever la inagotable aventura que vivían princesas y duendes atrapados en aquella habitación... mi castillo, y digo mi castillo por que solo los ojos de una niña podían transformar aquel deposito de trastos viejos en la residencia permanente de cenicienta .. Creo que no había mayor aventura que sentarme a inventar historias frente a aquella puerta.

Fragmento del libro Arte con historias El torreón de la casa y su puerta, siempre cerrada, sus dos ventanas con los postigos abiertos, dejando entrever la inagotable aventura que vivían princesas y duendes atrapados en aquella habitación...  mi castillo, y digo mi castillo por que solo los ojos de una niña podían transformar aquel deposito de trastos viejos en la residencia permanente de cenicienta .. Creo que no había mayor aventura que sentarme a inventar historias frente a aquella puerta.

Fragmento del libro Arte con historias El torreón de la casa y su puerta, siempre cerrada, sus dos ventanas con los postigos abiertos, dejando entrever la inagotable aventura que vivían princesas y duendes atrapados en aquella habitación... mi castillo, y digo mi castillo por que solo los ojos de una niña podían transformar aquel deposito de trastos viejos en la residencia permanente de cenicienta .. Creo que no había mayor aventura que sentarme a inventar historias frente a aquella puerta.